• Editar
        
MULTIMEDIA
 
Viñetas Radiales
Galería de Fotos

Galería de Videos

EVITE QUEMADURAS CON PÓLVORA ESTA NOCHEBUENA

La víspera de la Navidad es la Nochebuena cada 24 de diciembre, en la cual la pólvora hace lo suyo engalanando el firmamento con los destellos de luces y colores que los nicaragüenses admiran, principalmente a la media noche.

 

 

 

 

 

Los fuegos artificiales son parte esencial de esta festividad decembrina y se han convertido en una tradición navideña, que pone el toque distintivo con un espectáculo hermoso y de entretenimiento para las familias.

 

No obstante, la manipulación de la pólvora debe hacerse con sumo cuidado por un adulto, y evitar que sea manejada por los niños, porque pueden resultar con graves quemaduras en caso que no la maniobren correctamente.

 

Las quemaduras en los niños se dan con más frecuencia por líquidos calientes, sin embargo, en esta época navideña retoman protagonismo por la manipulación inadecuada de juegos pirotécnicos.

 

Las autoridades de salud recomiendan que se debe tener precaución, principalmente con los niños, quienes nunca deben manipular ningún tipo de pólvora.

 

Eliusky Nicaragua, del Ministerio de Salud, instó a los padres de familia a ser más precavidos y no darles pólvora a los menores, ya que no tienen el grado de responsabilidad para su manejo.

 

“Los niños no pueden manipular ningún tipo de pólvora porque no tienen la precaución, ni el cuidado”, expresó Nicaragua.

Los accidentes con pólvora pueden tener consecuencias graves sobre todo en los niños, que pueden resultar con lesiones severas en las manos, o terminar con amputaciones de sus dedos.

 

“Lo más importante es que la pólvora no debe ser manipulada por los niños, únicamente por adultos. Y si el niño está con un adulto puede observar cómo se da el uso, pero nunca debe tener contacto directo con la misma porque se dan los accidentes”, resaltó la doctora Karla Jarquín, del área de Cirugía Plástica del Hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”.

Recomendaciones

 

En caso que se haya dado el accidente, la doctora recomendó que lo primero que hay que hacer es irrigar con abundante agua y retirar de inmediato con mucho cuidado la ropa o lo que esté cubriendo la quemadura.

 

“No se debe aplicar ninguna otra cosa, porque al enfriar la quemadura esto va a disminuir la profundidad y ayuda a que evolucione mejor la quemadura y no se dé un aumento en la profundidad”, expresó la Especialista.

 

Posteriormente el niño debe ser llevado a una Unidad de Salud para que sea evaluado por un médico, el cual indicará si amerita hospitalización o se puede dar de alta y manejar las curaciones en la casa.

Managua, 22 de diciembre/2017

El 19 Digital-NP634221217.